La carta de despido es el documento fundamental del despido, y de la redacción de la misma, de las causas alegadas y su adecuación a la ley dependerá que pueda ser declarado el despido improcedente.

Es fundamental para el empresario contar con un experto abogado laboralista para elaborar la carta de despido, igual que es fundamental para el trabajador contar con un experto abogado laboralista para saber si se están respetando sus derechos laborales.

La carta de despido debe alegar una causa de las establecidas en el Estatuto de los Trabajadores para el despido, y esta causa debe estar perfectamente detallada. Debe contener todos los extremos de la relación laboral, como antigüedad, puesto de trabajo, empresario de la relación laboral, etc.

En caso de que proceda indemnización y preaviso, ambas deben estar contempladas en la carta de despido, y la indemnización debe ponerse a disposición del trabajador en el momento de la entrega.

El incumplimiento de estos requisitos conllevara que pueda ser declarado el despido improcedente.

El empresario deberá demostrar que entregó la carta de despido, que si existe preaviso será el momento del preaviso, y para ello el trabajador puede firmar la carta a efectos de recibí.

Si el trabajador no quiere firmar la carta de despido, podrá el empresario disponer de dos testigos del centro de trabajo que dejen constancia con su firma en la carta de despido de que fue entregada al trabajador.

El trabajador que no esté de acuerdo con las causas alegadas en la carta de despido debe firmar “no conforme” y después impugnar judicialmente.